jueves, 7 de noviembre de 2013

Entradas Interesantes

Hola buenos días,

Hoy os compartimos aquí entradas interesantes que hemos conocido gracias a Letras de encuentro y sus blogs de origen: y que ya compartimos en Facebook.

El Primero corresponde a Facebook para escritores desde SINJANIA:


A pesar de que cada día nuevas redes sociales entran en escena, Facebook sigue siendo una de las más usadas y, en consecuencia, una herramienta potente para divulgar nuestro trabajo como escritores.
Hoy en día, un porcentaje elevado (que supera ya el 30%) de nuestros lectores potenciales nos conocerán a través de las redes sociales. Y, a medida que el fenómeno se consolida, el cuidado de nuestra presencia en las redes es cada vez más importante. No es sólo una moda, sino la respuesta a los cambios de comportamiento de los lectores. Por otro lado, siempre obtendremos un beneficio de estar en redes sociales, sea información, ideas o contactos.
Aquí os ofrecemos algunas ideas básicas para que cuidéis vuestra presencia en Facebook.
    • Cuida la foto de perfil: nuestra intención es transmitir una imagen de profesionalidad y seriedad. Cuidemos la foto, que sea de calidad y, en la medida de lo posible, neutra. Elige también una foto sugerente y de buena calidad para la cabecera de tu muro.
    • Información: puesto que nuestro perfil tiene como vocación darnos a conocer debemos completar algunos datos sobre nuestros intereses: música, libros, actividades… La idea es ofrecer una imagen de cercanía pero sin olvidar, una vez más, el aspecto de la profesionalidad.
    • Fijar los objetivos: debemos plantearnos qué queremos conseguir con nuestra presencia en la red y para ello lo mejor es que articulemos desde el principio una estrategia y nos ciñamos a ella.
    • Publicar contenidos de calidad: por supuesto aquellos relacionados con nuestra faceta de escritores: habla de nosotros y de nuestro trabajo. Pero es importante añadir también otros contenidos relacionados con la literatura y la escritura: entrevistas a escritores, noticias sobre el mundo editorial, enlaces de interés, concursos literarios, presentaciones de libros, etc. El objetivo es aportar valor.
    • Mejor calidad que cantidad: el número de amigos es importante por cuanto son personas que saben de nosotros y a quienes puede llegar (y gustar) nuestro trabajo como escritores, nuestra obra. Pero más importante que la cantidad es la calidad de nuestros seguidores: que les interese el contenido que publicamos, para que en consecuencia interactúen con él.
En resumen: publica con asiduidad, crea contenidos originales, no canses, no cometas errores, da un toque personal a tus intervenciones, fomenta la participación, incluye contenidos multimedia (vídeos o imágenes) y, sobre todo, aporta valor.

¿Qué os parece? Curioso y nada descabellado ¿no? A continuación nos indican 9 cosas que no deberíamos hacer nunca en Facebook:

Las redes sociales en general, y Facebook en particular como una de las que más usuarios aglutina, son un espacio ideal para la promoción, tanto de libros como de escritores. Sin embargo, una mala gestión de tu página de Facebook puede conducirte al fracaso.
Para triunfar en Facebook basta con seguir una reglas básicas: crear contenido interesante y saber hacerlo atractivo.
Aunque el número de seguidores no es lo más importante (lo que importa es crear una comunidad, aunque tenga pocos miembros), lo cierto es que sin audiencia no puede haber promoción. Por eso, si tu número de seguidores no aumenta e incluso disminuye probablemente el contenido que estás compartiendo no es el que tu audiencia espera.
A continuación te indicamos algunas cosas que a tus seguidores pueden no gustarles y que harán que abandonen esa comunidad que quieres construir en torno a ti.
1. Crear muchos eventos para un único acto
Si participas en un evento literario que involucra a varios autores, que cada uno de los autores cree un evento es un error. Lo acertado es colaborar para crear un único evento, evitando así que vuestros seguidores reciban varias invitaciones para un mismo acto.
2. Pedir constantemente que te voten en algún concurso o que lean tu libro
Es importante animar a tus lectores a dejar sus comentarios en Amazon o en comunidades dedicadas a las reseñas de libros, pero no lo conviertas en un hábito semanal. Además de cansar a tus seguidores, puedes dar la impresión de estar desesperado. Igualmente, si participas en algún tipo de competición literaria que implica votar por internet, no molestes a tu comunidad pidiendo su voto todos los días. Recuerda que la literatura no es un concurso de popularidad.
3. Dejar tu página de Facebook a medio hacer
Puede que en un momento de entusiasmo crearas una página de Facebook que luego abandonaste por falta de tiempo o ganas. Pues no hay nada peor que una página con la información incompleta o que hace meses que no se actualiza. Mejor que eso es que tomes la decisión de cerrarla, porque lo contrario da una imagen poco profesional. Pero recuerda que es imperdonable para un escritor que se quiera dar a conocer no tener presencia en Facebook. Por eso nuestra recomendación es que completes tus datos y empieces a publicar contenidos.
4. Publicar historias personales cada veinte minutos
Si piensas publicar más de un par de veces al día, es mejor que lo que compartas sea bueno. Jamás uses tu página de Facebook como un perfil personal. ¿Qué no tienes página y solo tienes un perfil personal? Crea una página ya.
5. Ser negativo
De vez en cuando no está mal mostrarse vulnerable en Facebook. Puedes expresar tus frustraciones de vez en cuando, pero ten presente que ese tipo de mensajes debe ser la excepción. Nadie desea recibir una dosis diaria de quejas, lamentos, celos o envidias.
6. Usar siempre las mayúsculas
Usar las mayúsculas en internet es sinónimo de gritar. Seguro que tienes algo muy importante que quieres comunicar a tus seguidores, pero puedes hacerlo sirviéndote de las palabras (después de todo son tu herramienta de trabajo como escritor). Puedes indicar que estás emocionado, contento, lleno de alegría, que tienes una gran noticia… las posibilidades son innumerables y resultan mucho más elegantes.
7. Publicar miles de fotos en las que ni siquiera apareces
Cuida la calidad de las imágenes que publicas: que se vean bien, evita los pixelados. Y trata de que tengan alguna relación contigo y con tu faceta de escritor: presentaciones de libros, fotografías de escritores celebres, fotos de tu último viaje en busca de inspiración, etc.
8. Publicar anuncios de índole publicitaria en el muro de los demás
Jamás pongas tus mensajes de marketing en los muros de otras personas en Facebook. Para eso está tu propio muro. Lo contrario es ni más ni menos que spam.
9. Rogar que la gente clique en “Me gusta”
No pidas a la gente que pinche en “Me gusta”, porque eso también te hará parecer desesperado. Si tus contenidos son buenos y no cometes ninguno de los errores que hemos referido hasta aquí, seguro que la gente decidirá darte sus “Me gusta” por sí sola.

Además nos dejan el enlace a un curso de redes sociales para escritores AQUÍ:


Curso: Curso de redes sociales para escritores
Tipo de curso: Online
Fecha de inicio: 02/12/2013
Duración: 1 mes
Precio: 90€

Descripción:

En España se editan cada año más de 75.000 títulos, y con la llegada del libro electrónico y la posibilidad cada vez más atrayente de la autoedición, la oferta no hace sino incrementarse. Internet crea oportunidades. Las nuevas tecnologías nos permiten servirnos de sus ventajas para promocionar nuestro trabajo y darnos a conocer a lectores, editores y críticos.
El objetivo de este curso de redes sociales para escritores es que el escritor aprenda a gestionar su nombre como una marca personal, administrando de manera efectiva su presencia en internet y en las redes sociales. El curso consta de cuatro módulos teóricos (uno por semana) y de cuatro propuestas prácticas. Al finalizar el curso, el escritor tendrá una imagen clara de sus fortalezas y oportunidades, así como de aquellas áreas en las que debe mejorar su presencia online.

Programa:

  • Tema 1: La marca personal.
Concepto. Cómo crearla. Cómo gestionarla. La marca personal del escritor.
  • Tema 2: El blog o página personal.
Concepto. Herramientas. Apariencia, estructura, contenidos. Posicionamiento.
  • Tema 3: Presencia efectiva en redes sociales.
Objetivos y estrategias. Elegir las redes. Gestionar las críticas. Facebook.
  • Tema 4: Presencia efectiva en redes sociales (continuación).
Visibilidad y relevancia. Herramientas y métricas. Twitter. Otras redes sociales. Optimizar la gestión.
En la sección Preguntas frecuentes está disponible la información sobre el funcionamiento de los cursos y talleres.
Si eres antiguo alumno, tienes un descuento del 15%* en cualquiera de nuestros cursos. Antes de inscribirte, contacta con nosotros en info@sinjania.es
* No acumulable a otros descuentos.


Sigamos con artículos relacionados del mismo blog como, Twitter para escritores:


Como ya hemos visto, las redes sociales se han impuesto como elementos básicos para la creación de canales de comunicación. En consecuencia, los escritores han visto en ellas una forma de acercarse a su audiencia o, mejor todavía, de crearse una.
Ya hemos hablado aquí de sobre cómo gestionar la presencia en Facebook o en el novedoso Pinterest. En ese sentido, Twitter es una de las redes que más éxito está teniendo entre los escritores.
Twitter es un medio de comunicación que nos permitirá llegar a la mayor cantidad de gente de forma natural. Pero nuestro objetivo debe ser lograr posicionarnos como influenciadores y fuente de noticias, actualizaciones y conocimiento, y no meramente hablar de nuestra última novela.
En general, Twitter se usa de maneras muy diferentes con objetivos muy distintos. De lo que se trata es de que cada quien se sirva de su intuición e ingenio para usar la herramienta de la manera que mejor se adapte a sus necesidades; no obstante a continuación veremos algunas pautas que son de utilidad a la hora de desenvolverse en Twitter.
  • Intentemos ser autores de nuestro contenido siempre que podamos. Si somos los primeros en difundir una noticia, acontecimiento o idea, todos los que hagan referencia al tema se referirán a nosotros.
  • Sigamos a las personas: gente con intereses semejantes a los nuestros, otros escritores, periodistas, críticos, editores, revistas literarias, etc.
  • Aportemos valor compartiendo enlaces, ideas y tendencias; noticias nuevas o actuales. Hagamos preguntas y respondamos a las que otros hacen.
  • Recabemos información de nuestros seguidores. Podemos preguntarles su opinión sobre lo que hacemos, incluso pedirles que critiquen algunos de nuestros textos. La respuesta instantánea de los lectores es la mejor parte de Twitter porque nos permite mejorar.
  • Actualicemos diariamente. Es la única manera de que el número de seguidores aumenten.
  • No debemos obsesionarnos con el número de seguidores: calidad es mejor que cantidad.
  • Hagamos saber que estamos en Twitter. Podemos incluir un enlace a nuestra cuenta en blog, Facebook y firma del correo electrónico. También incluir un botón que permita a los lectores enviar un tweet desde nuestro post directamente.
  • Tengamos presente que todo lo que escribamos será público, por lo que no es recomendable decir cosas que no diríamos en un encuentro profesional o en nuestro propio blog.
A propósito, no dejes de seguirnos en Twitter.


Sigamos con otra entrada, esta vez desde Diario de una Escritora, que nos habla de los Servicios editoriales más usados en la autopublicación:


Una de las ventajas de la autopublicación es que los autores tienen control absoluto de sus obras. Esto puede jugar a su favor o en su contra. Muchas veces los propios escritores no son capaces de desempeñar todas las tareas por sí solos porque no tienen la preparación necesaria para hacerlo. ¿Y qué hacer entonces? Contratar servicios editoriales parece la opción más acertada.
Sin embargo, estos servicios pueden ser muy caros para el bolsillo del escritor autopublicado. Demasiado en algunos casos, y por eso muchos optan por buscar alternativas gratuitas. Pero, ¿cuáles son los servicios más utilizados?
Las cifras nos dejan datos bastante interesante: los autores que obtienen ayuda externa ganan un 34% más que la media. Esta ayuda puede ser gratuita también (algunos tienen la suerte de tener amigos talentosos).
El servicio más demandado es el de diseño de portada. El 41% ha pagado a alguien para el mismo. No es de extrañar, ya que la portada es una de las claves de diferenciación de una novela.
Sin embargo, el 70% formatea su propio libro electrónico, siendo esta tarea una de las más complicadas. El 29% ha pagado a un editor para que revise su escrito.
¿Qué pensáis vosotros? ¿Se necesita recurrir a estos servicios para obtener la calidad que los lectores quieren? Yo opino que siempre se debe recurrir a ayuda externa, aunque sea gratuita, ya que hay muchos detalles que se escapan de nuestros ojos y que pueden ser corregidos por otros. Mi portada me puede parecer fascinante, pero si un amigo diseñador gráfico me dice que daña a la vista, habrá que hacer algo por remediarlo.


Y eso es todo por hoy, esperamos os hayan interesado o sido de alguna utilidad o que al menos se reflexione sobre muchas de las cosas que hacemos en las redes.

Saludos,

EL STAFF

No hay comentarios:

Publicar un comentario