viernes, 5 de abril de 2013

La Importancia del título y la portada de tu novela:

Hola,

Hoy le toca sección de tutorial al título y portada de la novela y es que estas son quizás, a ojos vista las dos partes más importantes (quitando el contenido del libro y su sinopsis)

A la mayoría de lectores si les preguntas que les atrae más de un libro o que lo llevan comprarlo surgen tres conceptos:


  • Portada
  • Título
  • Sinopsis

Como todos sabéis esto es básico ya que somos seres visuales que funcionamos por estímulos, cuantos más estimulos y reacciones perciba nuestro cerebro, más atraídos nos sentiremos (es lo mismo que la simetría, pues el ojo humano tiende a apreciar la rectitud y huir de lo mareante). Así que empecemos:

PORTADA 

Hoy en día, a la que entramos en una libreria, nos vemos sobrepasados por la cantidad de oferta de libros que hay. ¿Pero cómo escoger uno?

Uno de los factores más importantes que nos influyen a la hora de decantarnos por un libro u otro es que la portada nos llame la atención y destaque de entre las demás, hay verdaderas obras de arte en este campo, pero vamos a ver por qué es tan importante la portada:

  1. Son el espejo del alma del libro, sin portada sólo hay un título y la sinopsis, y esta no se leerá a menos que la portada o el título te hayan llamado la atención.
  2. Denota calidad, un libro tiene que estar mimado al detalle. Si la portada esta bien diseñada, inconscientemente pensamos que el equipo detrás de su realización se ha tomado la molestia de vendernos lo mejor.
  3. Puede reflejar el ambiente del libro, y aquí entra la famosa frase: una imagen vale más que mil palabras.
  4. Destaca tu novela y la diferencia de la competencia, cuanto más llamativa sea, más posibilidades habrá de que se diferencie entre los demás. (Según un estudio de Taleist, los autopublicados que deciden contratar a un profesional para diseñar sus portadas ganan un 18% más de royalties)

Así que ya veis, que el lector se decante por elegir tu libro, tiene mucho que ver con su imagen y el diseño de su portada.  Hoy en día las hay de todas clases, parecidas a carteles de cine, divertidas, desenfadadas, clásicas, sobrias... a gustos colores pero siempre, ha de reflejar vuestra novela, ya que es lo que primero verán de ella, al igual que un anuncio.

Aquí tenéis entradas interesantes sobre las portadas, gracias a Colección busco aliados.


EL TÍTULO

Otra de las cosas que primero dejan huella en nuestra memoria, es el título de la novela, quizás no recordemos quién es el autor, pero el título perdura tanto, que a  veces influye en nuestras decisiones de compra. 

Si la portada de la novela es la presentación de esta de cara al mundo, el título nos da una idea sobre el contenido y hace que tengamos interés o no por saber qué esconde dentro de sus páginas. No es fácil dar con el adecuado, y a veces es un verdadero quebradero de cabeza, asíq ue aquí tenéis algunos consejos para sacar el mayor partido a vuestros títulos:

  • Que sea fácil de recordar.
  • Que no se parezca a ningún otro .- para evitar confusiones y que no le reste originalidad.
  • Que tenga que ver con la trama de nuestra novela .- al lector no le gusta ser engañado.
  • Que cree interés .- que sea un título que haga al lector preguntarse algo.

Y aquí llega lo inevitable que os estaréis preguntando todos: ¿Cómo hago eso? pues vamos a ver algunos trucos:

Una de las opciones es armarse con papel y boli y hacer una lista de posibles títulos. Si de aquí no sale, siempre podemos rebuscar entre el texto, la mayoría de las veces, la respuesta se encuentra en la propia historia, en una frase que se repite o conduce la historia, una palabra que le da sentido o algo que destaque en ella.

Otra forma de obtener un título, es creando frases o palabras que puedan contener la esencia del texto. Y estas se pueden obtener de las relaciones entre los personajes, frases hechas, refranes, localizaciones, sensaciones... para ello céntrate en qué cuenta la novela, de qué va y qué transmite.

También puedes analizar trabajos similares de la misma temática para encontrar palabras recurrentes que te gusten.

Pero ya que estamos hablando de todo esto, creemos que deberíamos hacer un pequeño inciso sobre los títulos.


Hay una fórmula para los títulos de los libros que se repite desde siempre y que a los editores les suele encantar y que es: SUSTANTIVO + DE + SUSTANTIVO o SUSTANTIVO + ADJETIVO.
Después están los títulos largos y sorprendentes, expresiones prefabricadas o frases hechas, expresiones, metáforas... incluso contrastes que suelen llamar la atención. Nombres de personajes también son una opción para darle nombre a vuestra obra e incluso una sola palabra que a veces es mucho más efectiva e impactante que una larga frase rebuscada.
Como podéis imaginar, estas son sólo algunas de las indicaciones a la hora hallar nuestro título, así que llegamos a la sinopsis...

SINOPSIS

Si nuestro lector ya ha superado la barrera de la portada y el título, lo siguiente que hará será mirar de que tarta nuestra novela y ahí es donde entra la sinopsis que es el primer contacto del lector con el argumento, si esta no le atrapa, el libro no se irá a su casa y esto no es lo que buscamos, así que vamos a ver:

Para conseguir captar tanto el interés del lector como del editor hay que tener en cuenta varios aspectos para redactar una buena sinopsis (el otro dolor de cabeza del escritor):

  • Brevedad .- entre 80 y 150 palabras es suficiente.
  • Tiene que estar perfecta, bien redactada, sin faltas de ortografía, redundancias ni circunloquios.
  • Una sinopsis debe ser un texto informativo, redactando de forma atractiva, contar sin desvelar, intrigar.
  • Una buena idea es presentar al protagonista creando un vínculo emocional, jugando con los sentimeintos. Escribe su nombre, cuenta en unas palabras cómo es, qué le preocupa, cuál es su posición en la novela...
  • Ancla la historia en su tiempo y espacio, da unas pinceladas sobre el escenario, resume en nudo de la novela.
  • Muestra los elementos clave de la trama, sin contarlo todo.

En resumen que la sinopsis ha de ser atractiva, creativa y aportar los elementos claves para suscitar interés sin contar nada, por lo que la clave se podría decir que está en hacer una sinopsis práctica, es decir, vender la historia pero no tu estilo.
La Sinopsis, no lo olvidemos, es la estructura de la historia puesto que un editor necesita saber cuál es su estructura antes de formarse una idea y tomar una decisión. Y esta es la necesidad de que una sinopsis ha de ser un documento práctico, una herramienta que facilite al primer juicio sobre la novela.


¿Cómo escribiremos por tanto una sinopsis práctica encarada a editoriales?

Escribiremos lo contrario a una sinopsis promocional. Aquí no necesitamos sembrar la intriga sino exponer la historia completa, includo el final. Estos son los elementos que no pueden faltar en una sinopsis práctica:

  • Protagonistas
  • Antagonistas
  • Puntos de giro
  • Clímax
  • Final


¿Con qué estilo escribir esa sinopsis práctica?

  • El estilo será claro y directo. ¡Recuerda, no vendes tu estilo sin la historia! por lo que ha de ser neutro.
  • Ha de mantener un ritmo descriptivo rápido y ágil (párrafos breves) y tiempo presente.



Para una sinopsis promocional, usaremos todos los recursos indicados anteriormente en el primer apartado para atraer al mayor público posible.

Y hasta aquí esta nueva entrada, esperamos que os haya gustado.

Saludos,


EL STAFF

No hay comentarios:

Publicar un comentario